Andrés López Sansinena nombrado Presidente de ANEPA

 

ANEPA nombra a Andrés López Sansinena nuevo presidente

López Sansinena asumió el cargo a finales del pasado mes de septiembre

Madrid, 4 de octubre de 2017.- La Asociación Nacional de Entidades Preventivas Acreditadas (ANEPA) ha anunciado que Andrés López Sansinena ha asumido la presidencia de la entidad, en sustitución de Juan Dancausa Roa.

 El nuevo presidente de ANEPA compatibilizará este cargo con la Dirección General del Grupo Preving, en la que se mantiene desde hace siete años. López Sansinena fue además uno de los socios fundadores de esta compañía en 1998 y en la actualidad forma parte de su Consejo. Ingeniero Industrial de formación,  el presidente tiene un MBA Executive en IEDE.

 Sobre sus nuevas responsabilidades, López Sansinena ha manifestado su interés por potenciar y posicionar el sector de los Servicios de Prevención Ajenos. “Mi principal reto es seguir trabajando día a día en colaboración con las entidades preventivas y con otras asociaciones, tanto en el proceso de integración que mantenemos con la Federación ASPA así como con ASPREN, por la mejora de la salud, el bienestar y la motivación de todos los profesionales en sus puestos de trabajo”. 

 Sobre los Servicios de Prevención Ajenos. Son empresas profesionalizadas en el asesoramiento en seguridad y salud a los empresarios y trabajadores. Requieren de una homologación de la autoridad laboral y sanitaria para realizar su actividad. Son la modalidad preventiva más elegida por el tejido empresarial español (92%). La Federación ASPA y ANEPA son las organizaciones empresariales que representan a dicho sector, con vocalías en las Juntas Directiva de CEOE y CEPYME, en la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, Patronato de la Fundación Estatal para la PRL, etc. 

Septiembre, el mes de los propósitos que se cumplen todo el año.Septiembre, el mes de los propósitos que se cumplen todo el año Con la vuelta a la vida normal y el inicio del nuevo curso, llega la formulación de los propósitos, que si se plantean correcta

Septiembre, el mes de los propósitos que se cumplen todo el año

Con la vuelta a la vida normal y el inicio del nuevo curso, llega la formulación de los propósitos, que si se plantean correctamente, garantizarán el éxito de nuestro rendimiento individual y el de los equipos de trabajo

Durante los primeros días de septiembre, como cada año, son numerosos los contenidos que nos llegan desde los medios, portales y redes sociales refiriéndose a la vuelta al trabajo. Los consejos para prevenir el temido “síndrome post-vacacional” se multiplican, pese a que todos parecen apuntar hacia lo mismo. Mantener una alimentación equilibrada, hacer ejercicio, respetar el descanso y las horas de sueño o adoptar una actitud positiva son algunas de las recomendaciones más comunes que se nos ofrecen en esta época del año.

 Cuando enumeramos estos objetivos, desde la distancia de la vida cotidiana, nos parecen sencillos de mantener. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones nos puede dar la sensación de que la realidad termina por imponerse en los primeros días de trabajo, como si esta planificación se quedara en una mera declaración de intenciones. Esta especie de desidia y sus efectos derivados, los propios del síndrome postvacacional, no solo pueden afectar al rendimiento individual de los trabajadores, sino que termina por repercutir en el desempeño y la motivación de los equipos que forman las organizaciones.

 Incorporados ya de nuevo a nuestros puestos de trabajo e inmersos en la cotidianeidad, mantener el buen sabor de boca que nos dejaron las vacaciones y evitar el incumplimiento de los buenos propósitos no tiene por qué ser misión imposible. Precisamente todo lo contrario, en las primeras semanas de la vuelta encontraremos la oportunidad de incorporar y hacer nuestros estos nuevos hábitos. Esta adopción no es repentina, sino que ha de ser gradual y progresiva durante todo el mes para que sea efectiva y perdurable en el curso. Septiembre será así el garante de que nuestros propósitos pasen a ser hábitos y una realidad totalmente integrada en nuestra rutina. No hablamos del final de las vacaciones, hablamos del comienzo de un nuevo curso lleno de oportunidades.

 A continuación, planteamos diez consejos para garantizar el éxito del curso, no solo como trabajadores individuales sino como miembros de equipos de trabajo en las empresas y organizaciones:

 Comenzar con un análisis realista de la situación de partida. Pensar juntos, en equipo, sobre lo que ocurrió el curso pasado, recordar las metas logradas antes de las vacaciones y reconocer los puntos de mejora, nos ayudará a retomar nuestra actividad individual y a coordinarnos con nuestros compañeros de equipo.

  1. Enumerar los objetivos personales y profesionales que nos planteamos para el nuevo curso. A corto, medio y largo plazo, estas metas tendrán que ser realistas, realizables y evaluables para que las alcancemos con éxito y satisfactoriamente. Además, será una buena actividad motivadora y potenciadora de la cultura organizacional de los equipos de trabajo.
  2. Diseñar las estrategias y planificar los nuevos proyectos. Organizar el curso, planificarlo todos juntos, para que cada uno se sienta dueño y responsable de su cometido.
  3. Efectuar cambios en el mobiliario o en el espacio de trabajo. Tanto en nuestro puesto individual como en la oficina en general, este tipo de cambios nos acompañarán en la adopción de cierto sentimiento motivador ante la “novedad”. 
  4. Organizar alguna actividad de reencuentro con los compañeros. Una reunión de equipo, un almuerzo o proponer una “quedada” al salir del trabajo, donde tengamos oportunidad de cuidar el vínculo personal y “ponernos al día” de manera distendida. Esto favorece la creación de la cultura de equipo y ayuda a alinear las actitudes personales bajo un proyecto común. Incluso sería aconsejable repetir estas actividades de encuentro a lo largo del año, con cierta periodicidad. 
  5. Mantener una actitud positiva y motivacional. Cambiar nuestra percepción de miedo al fracaso, y convencernos individual y colectivamente de la oportunidad que también representa. Reconocer que, aunque haya días en los que nos hayamos levantado con el pie izquierdo, hay otros tantos en los que nuestro desempeño profesional y el de nuestros compañeros sale adelante con éxito. Relativizar. Saber premiar también el esfuerzo con nosotros mismos y con los demás.
  6. Comunicar novedades positivas. Los principios tienen la capacidad de ilusionar, por lo que son el momento perfecto para dar a conocer las últimas noticias.
  7. Cuidar hábitos diarios saludables. Una dieta sana, hacer ejercicio, pasar tiempo con la familia y los amigos, leer un buen libro, pasear o practicar alguna actividad de ocio que nos guste, no son actividades exclusivas de las vacaciones. Aquello que nos produjo tanta satisfacción y descanso durante el verano, podemos adaptarlo a nuestra realidad cotidiana. Reconocer y anotar en una lista lo que nos produjo bienestar, nos ayudará.
  8. 9.       Participar en actividades altruistas. Reservar y dedicar parte de nuestro tiempo, como individuos y equipos, a voluntariados nos ayudará a salir de nosotros mismos, a relativizar y a mantener una actitud positiva en nuestra vida diaria.  
  9. Aprovechar el comienzo del curso para potenciar y complementar nuestra formación. Apostar por potenciar nuestra mejor preparación, matriculándonos en algún curso o máster que nos haga crecer como profesionales o motivar a nuestros equipos.

 

Departamento Técnico de la Federación ASPA y ANEPA.

Sobre Federación ASPA y ANEPA. La Federación ASPA y ANEPA son organizaciones empresariales que representan al sector de Servicios de Prevención Ajenos (SPA) y Auditoras de prevención. Los SPA son empresas profesionalizadas en el asesoramiento en seguridad y salud a los empresarios y trabajadores. Requieren de una homologación de la autoridad laboral y sanitaria para realizar su actividad. Son la modalidad preventiva más elegida por el tejido empresarial español (92%).

 Para más información y gestión de entrevistas

Oficina de prensa Aspa / Anepa

Apóstrofe Comunicación

Marta Guerrero y María Fernández

T: 915775715 / 628 443 410 /  620 993 414

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   

La entidad auditora FULL AUDIT se incorpora a ANEPA

FULL AUDIT, AUDITORES EN PREVENCIÓN, CALIDAD Y MEDIO AMBIENTE, S.A. se integra en ANEPA.

La empresa ofrece sus servicios de Auditoría Reglamentaria;  Auditoríaa de Certificación según estándar OHSAS 18001: 2017; Auditoría de requisitos corporativos y Auditoría de Proyectos de Inversiones.

+ info:  

Nota de Prensa: las políticas de traje y corbata, ante olas de calor, también causan estrés térmico en los trabajadores.

Las políticas de traje y corbata, ante olas de calor, también causan estrés térmico en los trabajadores.

 

"La sobrecarga térmica es la respuesta fisiológica del cuerpo humano al estrés térmico y corresponde al coste que le supone al cuerpo humano el ajuste necesario para mantener la temperatura interna en el rango adecuado". NTP 922 INSHT. 

El estrés térmico no solo afecta a sectores como la construcción, industria o agricultura, sino que transciende a múltiples actividades sometidas a riesgos provocados por las altas temperaturas.

Así las cosas las olas de calor, como la que se mantiene en los últimos días, ponen sobre aviso  el riesgo de usar ropa de trabajo que impida que el cuerpo se adapte a la temperatura ambiental, provocando así el llamado estrés térmico.

Dentro de este colectivo se encuentran trabajadores que ya sea por decisión personal o políticas de empresa han de vestir con uniformes, trajes, corbata, etc. que no permiten un ajuste fisiológico adecuado del cuerpo humano, más bien suponen un coste para el mismo.

La sobrecarga térmica depende no solo del estudio del ambiente sino de la respuesta propia de cada individuo a dicho entorno, es decir, cada individuo se adapta de diferente forma y en diferentes momentos al ambiente térmico, lo que supone tener en cuenta las características personales de cada trabajador a la hora de plantear la posibilidad de que este sometido a este riesgo. Hemos de tener en cuenta además trabajadores cuyas características personales los convierten en colectivos con mayor susceptibilidad a este riesgo; personas de edad avanzada, personas con sobrepeso, con antecedentes médicos, etc.

“La circulación de aire frío y seco sobre la superficie de la piel mejora el intercambio de calor a través de la evaporación y convección… La consecuencia es que con un incremento de la actividad metabólica puede producirse una situación de sobrecarga térmica, a pesar de que en un principio las condiciones ambientales no se consideren peligrosas. A la hora de elegir el tipo de ropa para un puesto de trabajo se debe tener en cuenta no solo que su aislamiento térmico sea reducido (posibilidad de intercambio térmico por convección) sino que también permita la evaporación del sudor de la piel.” NTP 922 INSHT

 Por otro lado, no solo hay un efecto directo de la exposición al calor, tal y como listamos a continuación, sino que el propio incremento del nivel de estrés térmico puede ser un factor que, junto con otros, podría dar lugar a accidentes. Entre dichos efectos producidos por el estrés térmico nos encontramos con la deshidratación y pérdida de electrolitos, síncope por calor, agotamiento por calor (con efectos también en la empresa), golpes de calor, etc.

Como consejos para evitar que la ropa de trabajo llegue a convertirse en un riesgo, los siguientes: flexibilizar las políticas empresariales y sociales en materia de vestimenta en épocas de altas temperaturas, vestir con ropa más holgada, tejidos ligeros y que dejen traspirar, así como con colores claros.

 

Sobre FEDERACIÓN ASPA y ANEPA:

ANEPA & FEDERACION ASPA, creadas en 1998 y 2005, están formada por las más importantes Asociaciones Autonómicas de España de Servicios de Prevención Ajenos y Auditoras de los sistemas de prevención, cuyo objetivo es defender los intereses de sus asociados, crear cultura de prevención y situar la Seguridad y Salud Laboral en lugar que le corresponde dentro de la sociedad, con el objetivo de disminuir la siniestralidad laboral. Ambas organizaciones son miembros de la Junta Directiva de CEOE, CEPYME, con vocalías en la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, interviniendo en los más importantes foros de Seguridad y Bienestar Laboral de nuestro país.  Forman parte de la mesa de negociación del Convenio Colectivo del sector.

Madrid, 22 de junio de 2017